Estoy a favor de enviar tarjetas de papel, es obvio que un saludo de felices fiestas que llega por email no se puede colgar del arbolito de Navidad, tampoco se puede adornar una chimenea o una mesa. La calidez de recibir una tarjeta escrita a mano con tinta y sobre un papel elegido para la circunstancia no se puede comparar con la frialdad del saludo que se pueda recibir en forma electrónica. Los papeles tienen diferentes texturas muy agradables al tacto, colores que alegran la vista y el saber que el remitente se tomó el trabajo de escribir tiene una llegada personalizada y diferente. Ya abrir un sobre para ver que trae es toda una ceremonia, tambien elegir los diseños tiene que ver con la personalidad del que envía. Hay tarjetas con brillitos aplicados como la purpurina que no reemplazan lo digital. Se produce una relación unívoca entre el remitente y el destinatario que es irreemplazable.

 

 

Estas tarjetas, entre otras, están a la venta a beneficio del Patronato de la Infancia hasta fin de año.Se pueden comprar a través de la pagina web:

Tarjetas de Navidad y Calendarios del Patronato de la Infancia

Pueden adquirirse personalmente en Mansilla 2588 CABA , entre Avda. Pueyrinclusi